Fantasmas (fragmento)

No podía ser cierto.

Tenía que ser el alcohol, se le había subido a la cabeza.

Estaba seguro de que ese tipo de cosas no podían suceder en la realidad.

Pero parecía tan real, aunque el tacto de la realidad se esfumaba como volátil efluvio cuando él salía del lugar.

Trataba de olvidarse de todo, pero seguía pensando en eso cuando se encontró con Mario, mientras caminaba, sin darse cuenta casi, de hacia dónde se dirigía.

Mario sabía perfectamente que a su amigo le sucedía algo, porque su cuerpo caminaba hacia él, pero su mente parecía haber sido extraída de su envase. Ante él se aproximaba un cuerpo vacío.

Sigue leyendo