Gris

Cuando uno está estudiando en la universidad, tiene muchas ilusiones en su cabeza, como por ejemplo, esforzarse lo suficiente y sacar buenas notas, para así llegar a ser un profesional aceptable y tener la posibilidad de encontrar un trabajo que le permita vivir de manera tranquila y despreocupada, mientras se desempeña en lo que a uno más le gusta…

Lamentablemente es otro el panorama que se presenta delante cuando el momento verdadero llega. Recién uno se da cuenta de que el campo laboral al que uno aspiraba está completamente saturado desde hace décadas, por lo que conseguir un trabajo se le hace virtualmente imposible, en parte porque todo el mundo exige experiencia laboral previa (de dónde se la va a sacar uno si por eso mismo no le dan trabajo)… lo que conlleva a que se tenga que trabajar gratis o mendigar trabajos pésimamente remunerados… a años luz de los que uno  imaginaba.

Sigue leyendo