Debajo de la cama

Debajo de la cama están los monstruos, los fantasmas y todos esos espantos que consumían nuestros sueños cuando éramos pequeños y no nos atrevíamos a mirar. Ahí está la oscuridad eterna, la que esconde toda clase de maleficios y cosas inexplicables. En ese lugar se esconden nuestros miedos y aprensiones, las que a veces todavía hoy nos atormentan por las noches y hacen que los párpados se congelen y no puedan cerrarse, los que nos mantienen en vilo mientras dura la penumbra y ya no están ahí cuando por fin nos atrevemos a mirar por la mañana.

Debajo de la cama están los secretos, esos que yacen olvidados y escondidos, encerrados con llaves y candados para que nadie más pueda descubrirlos. Ahí está la parte de nuestra alma que no damos a conocer a los demás, la parte que se evidencia cuando más débiles estamos, cuando nuestras defensas huyen y quedamos descubiertos, esa parte que nos cuesta tanto aceptar. Ahí están todos los recuerdos. Retazos de vida descoloridos y olvidados, empolvados por el paso del tiempo. Imágenes que han desaparecido de la mente, pero que quedan ahí, escondidas y marginadas…trozos de memoria arrancados por el tiempo. En ese lugar se encuentran las claves de nuestros arcanos. Ahí, en un rincón oscuro esperan que su dueño los descubra y los libre del encierro. Mientras tanto siguen relegados, sin que haya nadie que se entere de su existencia, muriendo poco a poco tragados por el olvido.

Debajo de la cama están nuestras ilusiones, nuestros proyectos y deseos. Todo lo que alguna vez deseamos y nos propusimos conseguir. Ese escondrijo oscuro es el único testigo de nuestras verdaderas intenciones y de cuánto hemos cambiado a través de los tiempos.

Es ahí donde guardamos lo que más celosamente apreciamos. Es ahí donde nos descubrimos a nosotros mismos, donde dejamos la falsedad a un lado y encontramos la verdad. Es la evidencia de que alguna vez fuimos ingenuos y de todo lo que hemos aprendido. Es un espejo que nos hace ver lo que no queremos, lo que nos da vergüenza o lo que apreciamos, es ahí donde nos encontramos con lo que realmente somos.

Lenin V. Paladines Paredes

lv.paladines@gmail.com

@lvpaladines

Creative Commons License
Este trabajo se encuentra protegido bajo una licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. que permite descargar descargar el contenido y compartirlo con otros siempre y cuando se reconozca el crédito correspondiente, sin cambiarlo ni distribuirlo comercialmente.

Anuncios

Un pensamiento en “Debajo de la cama

  1. wooww…es una analogía fasinante e interesante….me gusto el segundo parrafo…en él encuentro una de las mayores verdades del actuar del hombre….uno se muestra realmente como es cuando se encuentra acorralado…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s