¿Qué somos?

Es realmente complicado entender por qué las personas son pre – juzgadas de acuerdo al título profesional que antecede a sus nombres. De repente, alguien que posee uno se infla por dentro y piensa que vale más que los demás.

Es comprensible que un título certifique algún tipo de educación o preparación que se ha recibido, pero de ahí a que las personas sean – o dejen de ser – de acuerdo a su epíteto parece inentendible.

Es inaudito que nos pasemos doce años de nuestras vidas estudiando la escuela y el colegio para que al final no seamos “nada”. En la calle comúnmente se oye que si uno tiene un título de bachiller no ha conseguido nada, porque necesita más… y más y más títulos.

¿Es correcto pensar que un muchacho de diecisiete o dieciocho años recién salido del colegio no puede producir conocimiento, ser reconocido por su creatividad y su inventiva, dejar una huella, ser trascendente para su sociedad?… NO. Pero quizás eso es a lo que nos han acostumbrado, a creer que luego del colegio llegaremos a la universidad y eventualmente tendremos en nuestras manos todas las herramientas para poder cambiar el mundo… los títulos.

Tampoco es normal que las instituciones educativas produzcan mentes que lo único que piensen es que deben seguir una columna como todos los demás que estuvieron antes que ellos y hacer exactamente lo mismo, sólo para que en algún momento se de cuenta de que los lugares ocupados por esas personas ya se saturaron y que para ellos ya no hay espacio, y que aparte ya han perdido demasiado tiempo como para poder regresar y empezar otra vez. Les dimos tanta importancia a los nombres impresos en los cartones que ni si quiera nos detuvimos a pensar si las personas realmente saben algo o lo único que hicieron fue proponerse en conseguir el bendito papel…

Debería haber más gente que busque hacer las cosas de otra manera, porque nos podemos dar cuenta de que esas ideas simplemente ya no sirveron, aunque hayan personas que nos intenten convencer de lo contrario. Debemos entender que somos lo que sabemos, y que eso no nos lo otorga ni nos lo quita nadie. El conocimiento es libre, y universal, y no depende de nadie más que de  nosotros buscarlo, y compartirlo. Que otros piensen que más importante que eso es un título no significa que las cosas necesariamente deban ser así.

Lenin V. Paladines Paredes

lv.paladines@gmail.com

@lvpaladines

Creative Commons License
Este trabajo se encuentra protegido bajo una licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. que permite descargar descargar el contenido y compartirlo con otros siempre y cuando se reconozca el crédito correspondiente, sin cambiarlo ni distribuirlo comercialmente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s