Libros de plástico

Pasan los días y vemos cómo los tiempos cambian, y la era del libro tal y como lo conocíamos desaparece poco a poco, indolentemente. Pronto su imagen, cuyas páginas contenían la tinta de las palabras que evocaban historias hermosas e inolvidables ya no estará en la memoria de los que vendrán luego de nosotros. Para ellos, sólo habrán libros de plástico.

Libros inertes, sin vida ni alma, ni nada dentro, que parecen objetos inanimados y que no albergan ninguna sospecha de contener grandes cosas en su interior. Libros que no son libros, y que pretenden reemplazar la historia y el legado que nos han dejado los de verdad.

Serán muchos los que los defiendan e invoquen conjuras ambientalistas, como si la humanidad estuviera perdiendo sus bosques por culpa de los libros… que no tienen nada que ver en ese asunto.

Dirán que son más cómodos, que a la gente le atraen más, que son más fáciles de manejar, que vienen con otras opciones, que todo tiene que ver con lo visual… sí… podrán ser una y mil cosas a la vez, pero no son libros.

Incluso Vargas Llosa, el Nobel peruano dijo que nunca serían lo mismo, que le harían perder a la gente la tradición y el gusto de la lectura, por la simple razón de que tienen otra concepción, de que no servirían tal y como uno de verdad.

Es triste ver cómo los días y las horas de los libros se consumen poco a poco en el tiempo, pero para los que los hemos disfrutado y los apreciamos como al más fiel de los amigos… sabemos que nada, por más que se trate de imitar o suplementar, nada se puede comparar a un libro de verdad, cuyo único propósito y función era educarnos, de la manera más pura posible. Nosotros estamos seguros de que niguna imitación barata ni invento alternativo lo hará de manera parecida.

Serán los libros de verdad, los que nos enseñen el camino por el que hemos de andar.

Lenin V. Paladines Paredes

lv.paladines@gmail.com

@lvpaladines

Creative Commons License
Este trabajo se encuentra protegido bajo una licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. que permite descargar descargar el contenido y compartirlo con otros siempre y cuando se reconozca el crédito correspondiente, sin cambiarlo ni distribuirlo comercialmente.

Anuncios

2 pensamientos en “Libros de plástico

  1. Christian Cuevas dice:

    Sinceramente. Lo importante de un libro no son los centenares de hojas y de tinta impresa. Lo importante de un libro es el contenido, la idea del libro, no el formato. Que mas da que lo leas en papel, en e-reader o en un ipad o ordenador. Para lo único que puede valer un libro en su formato físico e impreso es para darle utilidad a la estantería. Te podrá gustar mas o menos los otros formatos, pero lo importante es el contenido, no el continente. Antes se escribían a mano y cuando Gutemberg apareció en escena habría algunos que seguramente dirían que el libro había perdido su encanto, su personalidad (todos eran copias exactas). Así que no nos preocupemos por los formatos, preocupemonos de la calidad del contenido.

    Un saludo de alguien que te acaba de leer desde un trozo de plástico. 🙂

  2. jorgecancino dice:

    Lo importante son las palabras da igual el elemento físico que las contenga. No olvidemos que el libro no nació de inmediato con la narrativa o la educación, el libro es una herramienta de la que se valen las palabras, la narración y el escritor para entregarnos tan fantásticas imágenes literarias, pero solo eso, una herramienta, con la muerte de este no muere su contenido.
    No seamos innecesariamente románticos.
    un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s