Caracteres

Es lo que está de moda. Lamentablemente. Esa palabra “micro” que pretende definirnos y regular todo lo que escribimos. Ahora se habla de microcuentos,  de microideas, de microblogs… de páginas web que incitan la creación de literatura en extensiones tan irrisorias como 140 caracteres…  todo es pequeño, reducido,  minimalista y snob. Probablemente nos convertiremos pronto en “micropersonas”, no por nuestro tamaño sino por la cantidad de cosas que nos entran en la cabeza, porque de alguna manera lo que está en boga es que todo sea más cortito, preciso, conciso, fácil de entender y mediocremente pensado.

Que no importa el resto… que si conseguimos hacer que todo el contenido quepa en el titular (que por cierto no debería ser más largo que seis secas y tristes palabras)… tendremos éxito. Que tampoco importa si el resto está bien escrito, es trascendente o constituye un aporte a la intelectualidad de las personas… no, eso simplemente no importa. Lo que interesa ahora es  qué tan rápido se consiga transmitir el mensaje. Inmediatez, velocidad, todo debe ser vertiginoso e instantáneo… a mí me suena a volátil e insulso.

¿Qué se puede hacer con 140 caracteres?…prácticamente nada. Unas cuantas palabras, tal vez no más de 10. Con eso a veces no se alcanza uno ni para escribir un buen título. ¿Y lo demás dónde queda?… ¿se lo guarda uno en el bolsillo?… ¿ se lo reserva para sí mismo y para la almohada?…

En 140 caracteres no se puede comunicar. No se tiene espacio para crear y transmitir contexto, información relevante. 140 caracteres se nos acaban con la primera exhalación, y ahí toca parar de contar. Cuando no se ha hecho prácticamente nada. Cuando se nos ha acabado el tiempo y ya se debería estar pensando en algo nuevo. Cuando no hemos tenido la oportunidad de degustar como se debe el mensaje contenido. No, simplemente hay que ser práctico y continuar.

Tal vez por dar prioridad a la rapidez y premura de las frases cortas que se nos hacen cómodas nos olvidaremos paulatinamente de que a la información no se la puede encerrar,  que entre más y mejor trabajada resulta más productiva. Pero como desde que se inventaron los pretextos…

Lenin V. Paladines Paredes

lv.paladines@gmail.com

@lvpaladines

Creative Commons License
Este trabajo se encuentra protegido bajo una licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. que permite descargar descargar el contenido y compartirlo con otros siempre y cuando se reconozca el crédito correspondiente, sin cambiarlo ni distribuirlo comercialmente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s